Archivos por Etiqueta: reflexion

¿Para donde voy? Tomando decisiones importantes

11 oct

caminos

Acabo de regresar después de 3 días de haber estado en un retiro espiritual. Esta es la tercera vez que asisto a uno, y la verdad fue una gran experiencia. Recuerdo que la primera vez que asistí, no sabía con que me encontraría. Tenía la idea de que el retiro era un asunto muy serio, que estaríamos orando todo el tiempo, cumpliríamos con ciertos horarios, ayunaríamos, etc. etc. Pero al menos los retiros que hacen en la congregación donde voy no son para nada así.

Por supuesto oramos, leímos las escrituras, reflexionamos en talleres, etc. pero también nos divertimos, hicimos amigos, comimos bien, jugamos al futbol, etc. Lo cual le dio al retiro un clima de alegría y comunión. Ahora ¿cuál es la idea de un retiro?

Creo que la idea es básicamente apartarse, es decir, alejarnos un poco de la sociedad, olvidarnos de nuestros problemas diarios, de nuestras actividades, del stress, de las malas noticias en la tv o en la radio,  e ir a reflexionar un poco en la palabra de Dios y ver cuál es su voluntad para nuestras vidas.

El tema que se trato en el retiro fue: el joven cristiano y sus decisiones.

Un tema que me vino de 10, ya que hoy día con 22 años tengo que tomar las decisiones mas importantes de mi vida. Aquellas que me determinaran para siempre.

Todos los días, cada uno tiene que tomar decisiones. Y esas decisiones ya sean grandes o pequeñas nos conducen o no a las metas u objetivos que nos hemos propuesto. Es por eso la importancia de una decisión.

Cada decisión implica también muchas opciones, y ahí está el porqué a veces nos resultan  tan difíciles.  Estas implican tomar un camino y renunciar a otro.  Cuando terminamos la escuela, por ejemplo, decidimos trabajar o estudiar, y si decidimos estudiar tenemos que decidir entre cierta carrera u otra. Cuando escogemos novia o compañera resaltamos ciertas cualidades que nos gustan y dejamos de lado otras. Estas dos decisiones que mencioné son  serias ya que nos marcaran para toda la vida. Es la decisión sobre qué voy a ser en esta vida, a que me dedicare y con quien voy a convivir. Es sobre con quien tendré mis hijos, con quien los educare, etc, etc. Es por eso la necesidad de ser sabios en estos campos.

Vimos también que la mejor decisión que podemos tomar es seguir el camino de Dios y apartarnos de las cosas malas que hay en el mundo. La mejor decisión es buscar la salvación ya que tiene que ver con nuestra eternidad. Es prepararnos para el juicio que Dios realizara sobre todas las personas algún día. Es buscar cual es la voluntad de Dios para el hombre y particularmente para mi vida.

Sin duda esta es la decisión más crucial de nuestras vidas, la más importante y la más sabia que podemos realizar. Es entregar nuestras vida a Dios, sabiendo que, como dice la carta de hebreos, el es galardonador de los que le buscan (hebreos 11:6). Entregar nuestras vidas a Dios y a su Hijo es los más sabio que podemos hacer en esta tierra ya que es una decisión no solo para el presente sino para la eternidad.

Otro punto que estuvimos analizando fue ¿que hacer cuando nos toca tomar una decisión importante? En un taller establecimos 3 puntos que podemos tener en cuenta:

  • Pensar bien, tomarse el tiempo para pensar. Debemos en este punto analizar los pro  y los contras de dicha situación, ver que beneficios traerá y que perjuicios (si es que los hay en ambos casos).
  • Orar a Dios pidiendo que nos de sabiduría para tomar la mejor decisión. La escritura promete que Dios dará abundante sabiduría al que la pidiere ( Santiago 1:5)
  • Y finalmente consultar. Podemos buscar ayuda en otras personas, pero para estos también debemos ser muy sabios sobre a quién consultar. Siempre será mejor que consultemos con alguien mayor ya que posee experiencia suficiente para guiarnos correctamente. Ellos ya han atravesado por muchas de las situaciones que hoy nos toca vivir a los jóvenes.

Bueno, eso fue un resumen de alguno de los temas que vimos en el retiro y espero que así como fue de bendición para mi, también lo sea para ustedes.

Que el Dios creador les bendiga.

Luciano Morales Rubio

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.